10 consejos para afrontar y controlar la ansiedad

consejos_afrontar_controlar_ansiedad

Si alguna vez has tenido ansiedad conocerás las desagradables sensaciones que el cuerpo experimenta cuando ésta surge. En el siguiente artículo queremos darte unos consejos para afrontar y controlar la ansiedad y que ésta no te arrebate el control sobre tu cuerpo.

1. Examina las posibles causas que puedan estar provocándola:
Trata de ser consciente de qué acontecimientos se están desarrollando en el momento en el que surge la ansiedad. Si no existe un motivo concreto, intenta recordar qué ha podido pasar en los últimos tiempos y a qué no has prestado la suficiente atención, tal vez estás tratando de evitar o enfrentarte a algo o tomar alguna decisión.

2. Revisa tus pensamientos:
Unos pensamientos distorsionados, desajustados o demasiado negativos pueden ser la causa de que tu cuerpo sobre-reaccione y mantengas un elevado nivel de ansiedad. Intenta tener una visión más realista de los acontecimientos.

3. Adapta tus expectativas:
Las personas muy exigentes, tanto con ellas como con los demás, son más propensas a entrar en un bucle de insatisfacción con constantes frustraciones cuando los resultados no son los que se esperaban. Debes plantearte unas expectativas más ajustadas con pequeños objetivos y metas más realistas.

4. Pon en marcha tu asertividad:
Si eres de las personas a las que les cuesta decir no, pedir favores, delegar o ser asertivo es muy probable que te estés cargando de demasiadas cosas que no puedes afrontar solo. Entrena tu asertividad.

5. Busca tiempo para ti:
Si apenas tienes tiempo para tu vida personal, careces de momentos de ocio, de soledad, o tu vida social se ha visto reducida, es probable que la ansiedad se presente en forma de alarma para hacerte pensar en cambiar todo esto y recuperar espacios y tiempo para ti. 

6. Trabaja tu autoestima:
Si tienes una autoestima baja es bastante posible que te sientas superado por los acontecimientos de tu día a día. Esto se debe a que crees que no vas a poder afrontar o que no vas a tener las suficiente capacidades o habilidades para desenvolverte en tu entorno y en tu relación con los demás.

7. Afronta de manera progresiva aquello que temes:
Cuando evitas alguna situación (salir a la calle, quedar con amigos o familia, coger el coche,...) porque te produce ansiedad, tu cuerpo aprende a interpretar que esas situaciones son potencialmente peligrosas, por lo que cada vez aumentan más tus síntomas. Trata de exponerte gradualmente a estas situaciones e intenta no abandonar el lugar en el que te encuentras si los síntomas comienzan a aparecer, de modo que el cuerpo compruebe que no son peligrosos.

8. Realiza ejercicio:
La práctica moderada de ejercicio tiene una respuesta positiva sobre los síntomas de la ansiedad y mejora el estado de ánimo. Cuando realizamos ejercicio de forma periódica las hormonas del estrés (cortisol) descienden y las hormonas del bienestar (endorfinas) aumentan.

9. Cuida tu alimentación:
Una dieta sana, sin exceso de hidratos, grasas y azúcares ayuda indirectamente a rebajar los síntomas de la ansiedad. No podemos olvidar tampoco cómo comemos; respetar los horarios, comer sentados, evitar los picos de glucosa haciendo varias comidas al día con cantidades moderadas, masticar bien y despacio y tener una dieta variada, ayudará a que absorbamos todos los nutrientes y tengamos buenas digestiones.

10. Piensa en acudir a psicoterapia:
En ocasiones, cuando queremos empezar a trabajar la ansiedad, esta está lo suficientemente arraigada como para que podamos hacerle frente sin la ayuda de un especialista. Si te ves incapaz de hacer frente a la ansiedad solo, lo mejor es que busques ayuda de un profesional.