REALIDAD VIRTUAL PARA TRABAJAR FOBIAS Y MIEDOS

realidad_virtual_valencia

La Realidad Virtual permite recrear o reproducir escenarios del mundo real mediante programas y equipos especializados. Con esta herramienta ya no es necesario que el paciente imagine una situación, por lo que es de gran ayuda para superar diversos miedos como la agorafobia, miedo a volar, la claustrofobia, etc. permitiendo al paciente exponerse a las situaciones temidas, y actuar sobre ellas, en un ambiente seguro, donde puede explorar libremente, sentir, vivir y revivir, sentimientos y pensamientos, en la consulta.

La Realidad Virtual no sólo se utiliza en adultos, si no que también puede utilizarse entre niños y adolescentes como técnica terapéutica de forma muy eficaz, ya que la tecnología utilizada es muy cercana a su “lenguaje”, y parte de un elevado grado de motivación que otros métodos terapéuticos no consiguen.

Las exposiciones siguen unos procesos progresivos, graduando las situaciones para ir avanzando desde las ejecuciones más fáciles hasta las más difíciles. Poco a poco, a partir del conocimiento y dominio que dan las interacciones de la realidad virtual, el paciente podrá enfrentarse al miedo en el mundo real. A su vez, ofrece la seguridad terapéutica de enfrentar al paciente a la mayor cantidad de estímulos y situaciones posibles sin salir del despacho, siendo capaz de generar en la persona las mismas reacciones y emociones, que las que experimentaría en una situación similar en el mundo real.
realidad_virtual_fobias_miedos_valencia

También utilizamos de forma combinada y complementaria a la Realidad Virtual, el sistema de Biofeedback, para obtener la valoración real de la ansiedad a nivel fisiológico y de lo que supone para el paciente la exposición a sus fobias. Esta tecnología permite que terapeuta y paciente obtengan información en tiempo real de sus reacciones fisiológicas y emocionales, a través de señales auditivas y lumínicas, proporcionándole al paciente la posibilidad de aumentar su autocontrol. El resultado es facilitar al terapeuta la intervención, además de acortar los procesos terapeúticos.

TRATAMIENTOS DISPONIBLES:

  • Agorafobia
  • Claustrofobia 
  • Miedo a volar 
  • Miedo a las alturas 
  • Miedo a las agujas 
  • Miedo a conducir 
  • Miedo a hablar en público 
  • Miedo a los insectos 
  • Miedo a la oscuridad
  • Ansiedad generalizada
  • Ansiedad ante exámenes
  • Fobia Social
  • TDAH
Además, disponemos de 2 ambientes virtuales diseñados como herramienta de relajación basados en procesos de visualización. Uno de ellos es debajo del mar, donde el paciente se sitúa en el océano donde la sensación de inmersión relaja al paciente y facilita la concentración en un ambiente relajado. El otro ambiente es un isla paradisíaca donde el paciente puede moverse a través de seis ambientes relajantes. La isla está dividida en seis áreas donde el usuario puede practicar relajación o ejercicios de mindfullness, como focalización en la respiración, sensaciones corporales o visualización. En los dos escenarios, los sonidos juegan un papel muy importante para poner el paciente en una situación relajada.

tratamiento_fobias_realidad_virtual_valencia


VENTAJAS DE LA REALIDAD VIRTUAL:

  • La Realidad Virtual es más inmersiva, ya que se estimulan varias modalidades sensoriales (auditivas, visuales y vestibulares), lo cual resulta muy conveniente para aquellas personas que tienen problemas para imaginar
  • Permite al terapeuta saber en cada momento lo que el paciente esta viendo, y por tanto puede saber con mayor precisión qué estímulo está provocando la respuesta de miedo
  • Permite reducir el número de sesiones respecto al tratamiento de exposición en imaginación. 
  • Permite ofrecer exposición a aquellas personas que se niegan a someterse a la exposición en vivo porque les resulta demasiado difícil o amenazador. 
  • Ofrece un mayor grado de confidencialidad, en el sentido de que el tratamiento se hace en consulta, por lo que la persona no tiene porqué temer que si la exposición se realiza en un ambiente público, los demás puedan conocer su problema. 
  • Permite diseñar a medida la jerarquía de exposición, con lo que la persona puede exponerse a prácticamente todas las situaciones posibles. 
  • Es segura, en tanto que la persona (y el terapeuta) controlan en todo momento lo que ocurre en el ambiente virtual, cosa que en muchas ocasiones depende del azar en las exposiciones en vivo. 
  • Se puede repetir la exposición a una situación todas las veces que sea necesario hasta conseguir que la ansiedad baje. 
  • La exposición se hace en la propia consulta, lo que la convierte en más rentable en términos de tiempo y dinero (piénsese, por ejemplo en la fobia a volar).