¿CÓMO CONTROLAR LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES?

ansiedad_examenes
Es normal estar algo nervioso y estresado antes de un examen, es algo que le ocurre a casi todo el mundo. De hecho una cierta dosis de ansiedad incluso puede ayudarte a tener un rendimiento alto mientras realizas el examen. 

Hay muchos estudiantes que sufren una presión añadida o que pasan por una mala época, y esa ansiedad se manifiesta de forma tan intensa antes de hacer el examen que llega a interferir en su concentración y rendimiento.

La ansiedad ante un examen puede manifestarse en forma de preocupaciones (problemas de atención y concentración, pensamientos negativos,…), síntomas físicos (náuseas, dificultad para dormir, molestias en el estómago,…) o conductas de evitación (no presentarse al examen).

efectos_ansiedad_examenes
Efectos de la ansiedad

PAUTAS GENERALES PARA CONTROLAR LA ANSIEDAD ANTE EXÁMENES


ANTES DEL EXÁMEN:
  • Una de las cosas más importantes es preparar el examen mediante unas técnicas de estudio eficaces. Si aprendes algo de manera correcta será más difícil olvidarlo, y el día antes del examen sólo deberás repasarlo.
  • Estudia con tiempo y descansa la noche anterior al examen. Una sesión de estudio demasiado intensa el día de antes puede dejarte cansado y estresado por lo que al día siguiente no rendirás igual
  • Debes creer en ti mismo y pensar de forma positiva. Cambia los pensamientos negativos en pensamientos racionales, en lugar de “No me va a dar tiempo” piensa “Si aprovecho el tiempo, lo conseguiré”.
  • Evita juntarte con gente que te haga perder tiempo de estudio o te haga dudar de tu preparación.
  • La alimentación también juega un papel importante en el rendimiento y la memoria por lo que no debes descuidarla.

DURANTE EL EXÁMEN:
  • Antes de comenzar relájate y respira profundamente, si fuera necesario tómate un par de minutos incluso durante el examen para descansar.
  • Escucha atentamente las instrucciones del examinador por si alguna no está incluida en el examen.
  • Lee detenidamente cada pregunta del examen y ten claro lo que se te pide antes de responder, si algo no te queda claro pregunta.
  • Contesta primero a las preguntas más fáciles.
  • Si tienes un lapsus o te quedas en blanco, pasa a la siguiente pregunta. 
  • Aunque tus compañeros vayan acabando y entregando el examen, tú no debes apresurarte en hacer lo mismo, trabaja a tu ritmo tranquilamente.
  • Al acabar repasa el examen, esto te ayudará a no cometer un número alto de faltas de ortografía y podrás cambiar o anotar detalles que se te olvidaron.
  • Una vez acabado no te tortures si has hecho algo mal, felicítate por lo que has hecho bien y aprende de los errores.

Te recomendamos que aunque pienses que no estás preparado te presentes a realizar el examen, ya que por muy mal que te salga irás familiarizándote con él.

Si tras poner estos consejos en práctica, cuando te reparten el examen te pones tan nervioso que te quedas con la mente en blanco, se te olvidan cosas que te sabías, o si no te ves capaz de controlar tu nivel de ansiedad ante los exámenes, lo mejor es que pidas ayuda a tu profesor, tu tutor o al psicólogo, ya que ellos pueden ayudarte a en el proceso de hacer frente a los exámenes.