PSICOLOGOS, PSICOPEDAGOGOS, LOGOPEDAS, NUTRICIONISTAS Y PSIQUIATRAS EN VALENCIA

terapia_adolescente_valencia

La adolescencia es una etapa apasionante, llena de aprendizajes, descubrimientos y también dificultades. Es en ella donde queda forjada nuestra personalidad por lo que la experimentación directa de experiencias parece necesaria e inevitable para conseguir tal fin.Una mala gestión de esta etapa puede conllevar consecuencias desagradables para el adolescente, como por ejemplo, abandono escolar, problemas con el consumo de sustancias, problemas de alimentación, problemas de relación social, baja autoestima, etc.


Tanto los adolescentes como sus padres van a verse desorientados e indecisos en muchas ocasiones, pudiendo llegar a crearse, en la mayoría de los casos, una distancia afectiva entre ambas partes.



PSICOLOGÍA:
psicologo_adolescentes_valenciaEl Psicólogo prevé y soluciona los problemas emocionales, afectivos, perceptivos y sociales que surgen durante la adolescencia, consiguiendo un óptimo equilibrio emocional..

psicologo_infantil_valencia


psicopedagogo_adolescentes_valencia

PSICOPEDAGOGIA:
El Psicopedagogo aporta al adolescente las herramientas necesarias para optimizar el rendimiento escolar y los resultados académicos, potenciando la motivación hacia los estudios. También ofrece un servicio de orientación académica y/o vocacional.

psicologo_infantil_valencia

logopeda_adolescentes_valencia
LOGOPEDIA:
El Logopeda se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos que afectan al lenguaje, la voz, la comunicación y la audición.


psicologo_infantil_valencia


nutricionista_dietista_adolescentes_valencia
NUTRICIÓN:
El Nutricionista trata los trastornos alimentarios más característicos de la adolescencia: la anorexia y la bulimia. También os ayuda a cambiar los hábitos alimentarios menos recomendados y trata el sobrepeso y la obesidad.


psicologo_infantil_valencia


psiquiatra_adolescentes_valencia
PSIQUIATRÍA:
El Psiquiatra pone remedio a aquellos trastornos que no nos dejan continuar de forma habitual con nuestro día a día combinando el tratamiento farmacológico con la psicoterapia.