ACOSO ESCOLAR O BULLYING EN VALENCIA

acoso_escolar_bullying_valencia
¿QUÉ ES EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING?

Bullying es el término inglés por el que se conoce al acoso escolar. En inglés "bully" significa matón, y el verbo "to bully" se traduce como intimidar. Es como se conoce al maltrato psicológico, verbal o físico que se produce entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado con el fin de humillar a una persona.

El agredido suele ser una persona con unos rasgos físicos o personales característicos (un niñ@ nuev@ en el colegio, un aspecto físico diferente, otra cultura...) que normalmente está en una situación de inferioridad, por lo que surgen problemas de seguridad y autoestima. Por su parte, el agresor o agresores (ya que lo más común es que sea un acoso en grupo), intentan imponer su poder sobre la víctima mediante una actitud agresiva y amenazante sin que haya un motivo justificado.

La víctima del bullying suele ser acosada en el colegio, ya sea en el patio, en los baños, por el pasillo o en el comedor. Con la nueva era, la tecnología ha trasladado este acoso a la red en lo que se conoce como ciberacoso o ciberbullying a través de las redes sociales, emails, foros...

SÍNTOMAS DEL ACOSO ESCOLAR O BULLYING

A veces es difícil saber que nuestr@ hij@ sufre este tipo de acoso ya que el acosado suele ocultarlo a los adultos, tanto a los padres y familiares como a los profesores, por miedo a una represión mayor por parte del acosador. A continuación enumeramos algunos de los síntomas que suelen darse y que son un buen indicador en caso de sospechas:
- Descenso del rendimiento escolar.
- Faltas de asistencia.
- Síntomas de depresión como pueden ser insomnio, falta de apetito, pesadillas...
- Conductas de evitación.
- Pérdida o rotura de objetos personales.
- Pasar mucho tiempo solo y no querer salir con los amigos.
- Siente miedo o nerviosismo para ir al colegio o pone excusas para no asistir.
- En casos graves, síntomas de violencia física como moratones, arañazos o marcas en la piel.

¿QUÉ HACER SI MI HIJO SUFRE ACOSO ESCOLAR?

Si sospechas que tu hij@ esté sufriendo un caso de bullying, lo primero que tienes que hacer es investigar un poco hablando con sus compañeros y amigos, con familiares y con los maestros del centro, para ver si ellos saben algo o han notado también un cambio en la actitud de tu hij@.

En caso de que estas sospechas se acrecienten, acércate a tu hij@, habla con él/ella, haciéndole sentir que puede confiar en ti. Deja que se desahogue y te cuente todo lo que le está ocurriendo, no le atosigues con preguntas o reproches.

Si las sospechas son ciertas y tu hij@ está sufriendo este acoso mantén la calma y trata de trasmitírsela a él/ella. Prométele que le vas a ayudar y sobre todo hazle entender que él/ella no es el/la culpable de lo que está ocurriendo. No trates de empujarle a vengarse o tomarse la justicia por su mano ya que esto sólo empeoraría las cosas.

A continuación, debes ponerte en contacto con los profesores y la dirección del centro para ponerles al tanto de la situación y pedirles ayuda en la resolución del problema.

En caso de que los hechos continúen, deberás ponerte en contacto con un abogado.

En caso de que a tu hij@ le hayan quedado secuelas psicológicas deberéis poneros en manos de un profesional que os ayude a recobrar la confianza en sí mismo y mejorar su autoestima.

Pero sobre todo, recuerda que lo más importante de esta situación es el niñ@ acosad@, al que deberás tratar con mucho cariño y comprensión haciéndole sentir querido y seguro.