¿Cómo lograr mis propósitos de Año Nuevo?

objetivos_año_nuevo
Se acerca el final del año, y con él esos momentos característicos de reflexión sobre cómo ha sido este año que finaliza y cómo nos gustaría que fuera el que viene.

Cuando miramos al pasado puede ser muy positivo, ya que no sólo nos tenemos que centrar en qué no hemos conseguido (eso lo dejaremos como objetivos para el futuro) si no en todo lo que hemos logrado o recibido: aprender algo nuevo, conocer gente diferente, volver a hablar con aquella persona con la que habías perdido la pista, superar algún miedo...
Aunque las cosas negativas sean más llamativas, hay que hacer un esfuerzo y ser conscientes de todos estos pequeños pero significativos detalles.
Ya de cara al 2014 os proponemos unas pautas para lograr aquello que te propongas:

  • Ten unas metas claras y definidas. No te propongas hacer mil cosas nuevas ni te disperses en ellas. Ten claro hacia donde se dirigen tus esfuerzos.
  • Ten confianza, entusiasmo y aumenta tu Autoestima. Siéntete valioso y capaz de enfrentarte al reto que te propones, siendo consciente del sacrificio o el esfuerzo que ello conlleva.
  • Pasa a la acción. Está muy bien pensar y escribir todos tus sueños, pero para que se cumplan debes "ponerte en marcha".
  • Has de ser constante y disciplinado. Hay un dicho que resume esto: "Roma no se hizo en dos días". No pretendas conseguirlo todo a la primera ni en dos días, date tiempo y no flaquees.
  • Controla tus resultados. Si tu objetivo es correr una hora, desde el primer día cronométrate, quizás de una semana para otra sólo aumentes un minuto tu tiempo de resistencia, pero si lo tienes reflejado verás que al final del mes son casi cinco minutos (sí lo sé son cuatro minutos, esto es un ejemplo de positivismo).
  • Ignora los "días grises". Como se suele decir "en la carrera, la fatiga es normal". Hay que ser realista y saber que no todos los días van a ser un triunfo, pero debemos ver los fracasos o las dificultades no como una constante en nuestra vida, sino como algo duro, pero circunstancial y pasajero.  
Y recordar que cualquier momento es bueno para fijarse objetivos, no tiene por qué ser hoy ni mañana. Eso sí, hay que ponerse algún día porque si no nos planteamos objetivos somos como un barco a la deriva.

¡¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!